A la conquista del Golán

JUAN TURANZA

El pasado miércoles el cabo español FJST perdía la vida en el sur de Líbano víctima del fuego cruzado entre miembros de Hezbolá y el ejército israelí. Los ataques entre ambos bandos por el control de esta zona se han recrudecido en los últimos días desde que cuatro cohetes disparados desde Siria el pasado martes, explotaran en la zona de los Altos del Golán controlada por Israel.

No es la primera vez que naciones fronterizas con este territorio se alzan en armas para obtener su control. Desde que Francia y Gran Bretaña se repartieran Oriente Medio en 1920, así como las posteriores independencias de los países de la regiones , las fronteras de los Altos del Golán se han desdibujado en más de una ocasión.

image

Con una extensión de 1.200 km2, este enclave estratégico hace frontera con Israel,Siria, Jordania y Líbano. Se calcula que en la actualidad consta de una población en torno a 40 mil personas, de las cuales 21 mil son árabes sirios y 19 mil israelíes judíos.
En la guerra de 1948 entre Israel y una coalición de estados árabes acabó con un armisticio que establecía zonas desmilitarizadas revindicadas por ambos bandos. Las constantes provocaciones israelíes en la década de los sesenta culminaron con la Guerra de los Seis Días en 1967. En junio de ese año, Israel atacó Egypto quién fue socorrido por Siria conteniendo el avance israelí. Sin embargo, antes de culminar la guerra,  Tel Aviv consiguió hacerse con el control de la ciudad de Quneitra, capital de la provincia.
Seis año más tarde las tensiones volvieron a dispararse en la Guerra del Yom Kipur. En esta ocasión, Siria conseguiría hacerse con el control de Quneitra pero rápidamente su avance fue rechazado cayendo la capital de nuevo en manos de Israel quién incluso tomo posiciones más allá, en dirección a Damasco. Tras tres semanas de combate, las Naciones Unidas obligó a las tropas israelíes a retrodecer, lo cual llevaron a cabo destruyendo a su paso Quneitra.
Sin embargo, Israel no estaba dispuesta a perder el control de este enclave estratégico en la región por lo que en 1981 promulga una ley que le otorga jurisdicción y administración en el Golán.
image

Desde 2012, los ataques desde uno y otra bando han sido constantes.  Con el estallido de la guerra civil en Siria, los Altos del Golán han sido escenario de enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas Sirias y el Ejército Libre Sirio.
Desde el inicio del conflicto sirio, la guerrilla chií establecida en el sur del Líbano, Hezbolá, se ha servido de su apoyo al presidente al-Assad para realizar ataques con cohetes de mortero a objetivos israelíes.
Más  allá de una cuestión de expasión territorial o puro mérito militar, obtener el control en el Golán supone establecerse sobre una extensión elevada frente a territorio enemigo. Su atractivo militar en este sentido es notable. Las bajas en uno y otro bando, no corresponden a conflictos políticos o religiosos, si no a muertes derivadas de una cuestión geográfica deseble por los actores que actúan en la zona. Unas colinas que siguen manchándose se sangre, en este caso, la de un cabo español que, según mandatos de la ONU, pertenecía a una misión para “garantizar la paz”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *