El fantasma de Nisman imputa a Kirchner

JUAN TURANZA

El pasado 18 de enero, en el piso 13° de la torre Le Parc de Buenos Aires, el fiscal argentino Alberto Nisman, fue encontrado en el baño de su piso con un orificio de bala en su sien derecha a las 22:00. La primera hipótesis sobre su muerte apuntaba al suicidio como principal causa del fallecimiento, algo que quedó desmentido con la posterior autopsia al no encontrarse en sus manos resto alguno de pólvora.

Nisman, era el fiscal encargado de investigar el caso AMIA desde el año 2004 bajo el mandato del presidente Néstor Kirchner, marido de la actual presidenta.

Caso AMIA

A las 09:55, hora local, del 18 de julio de 1994, el joven de origen libanés Husseim Berro detonó la carga explosiva que transportaba en furgoneta en la sede de la Asociación  Mutual Israelí Argentina (AMIA) causando la muerte de 85 personas.wpid-tapa_data_art_972558.jpg

Tras el ataque el, por aquél entonces, presidente Carlos Menem decretó el cierre de las fronteras y pronto se identificó a Berro como miembro del grupo armado libanés Hezbollah. Según las primeras investigaciones, la causa del ataque habría sido la decisión del gobierno argentino de suspender un acuerdo de transferencia de tecnología nuclear a Irán.

En 2006, la fiscalía argentina acusó formalmente a Hezbollah de haber sido el brazo ejecutor de un atentado  planeado por Irán, algo que la Interpol reafirmó un año después. Si bien desde Buenos Aires se ha solicitado la extraditación por parte del gobierno iraní de varios acusados, el gobierno de Teherán se ha negado a entregárselos. En la actualidad, la investigación del caso se enfocaba sobre miembros del actual y anteriores gobiernos tanto argentinos como iraníes.

Las sospechas sobre la Casa Rosada

Cuatro días antes de la muerte de Nisman, el fiscal acusó formalmente a la presidenta Cristina Fernández y a su canciller, Héctor Timerman, de elaborar un plan para encubrir a Irán del ataque contra AMIA y favorecer de ese modo el intercambio comercial entre ambas naciones.wpid-cristina.jpg

Según el informe presentado por la consultora argentina Desarrollo de Negocios Internacional (DNI) el pasado año, el comercio en 2013 entre los dos países reportó a las arcas argentinas un total de 1087 millones de dólares y añade en dicho informe: “estos resultados permiten además agregar datos para alimentar ciertas amistades políticas argentinas en los últimos tiempos, como las de Venezuela e Irán“. En comparación con el resto de países que mantienen relaciones comerciales con Argentina, 30 principalmente, Irán se sitúa como el octavo a nivel de los que más dinero inyecta a la economía de la potencia latinoamericana.

Aunque estos no son los únicos casos que señalan al gobierno argentino. Ya en 2013, la Cámara Federal pidió que se investigara al ex ministro del Interior, Carlos Corach, por el pago de 400 mil dólares Carlos Tedellín quién cumplió diez años de prisión por facilitar la furgoneta con la que se llevó a cabo el atentado. Tedellín fue absuelto de este cargo en 2004, pocos meses después de que Cristina Fernández se proclamara primera dama al ganar su marido las elecciones presidenciales.

La acusación de Nisman, desarrollada en un documento de 300 páginas, ha desembocado finalmente en la imputación de Fernández por orden del fiscal Gerardo Pollicita, por el presunto encubrimiento de los responsables del atentado contra la sede de AMIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *