La piratería del S.XXI

JUAN TURANZA

El transporte marítimo engloba en la actualidad el 90% de comercio internacional. Las amenazas constantes en zonas como el golfo de Guinea, el Sudeste Asiático o el Cuerno de África, han colocado a la piratería en el punto de mira de las organizaciones internaciones en la última década.

live-piracy-mapDebido a su impacto en la economía mundial, las Naciones Unidas han tomado partido en la lucha contra esta lacra. Sin embargo, los términos utilizados por la ONU, hacer referencia a los ataques perpetrados en alta mar y no en aguas regionales, donde se producen la mayor parte de estos incidentes.

En España, el fenómeno de la piratería saltó a la primera plana de todos los medios de comunicación con el secuestro del atunero vizcaíno Alakrana. El 3 de octubre de 2009, el buque perteneciente a la empresa Echebaster Fleet, fue asaltado a unas 120 millas de las costas somalíes. El 12 de noviembre, tras 47 días de secuestro, el Alakrana fue liberado tras el pago de unos 4 millones de dólares.

Los informes elaborados por la Oficina Marítima Internacional, cifran en 21 lo ataques de piratería que se han producido en lo que llevamos de 2015. La mayoría de ellos, se sitúan en zonas concretas del sur de China, aguas indonesias y el este de África. Entre las 21:00 y las 06:30, son las horas escogidas por los autores de los ataques aprovechando la clandestinidad de la noche.

Se estima, que en Somalia existen unos 2.000 corsarios que disponen de al menos 60 pequeñas embarcaciones y barcos nodriza con capacidad de realizar ataques a unas 500 millas de la costa. Su armamento oscila desde los tradicionales fusiles de asalto kalashnikov hasta lanzacohetes instalados en las embarcaciones. Piratas_02 En grupos de entre 12 hasta 40 asaltantes distribuidos en entre dos hasta cuatro embarcaciones rápidas (capaces de navegar a 3 nudos), efectúan una serie de disparos intimidatorios tras lo cual abordan el barco mediante escaleras de aluminio y reducen a la tripulación. Los ataques suelen durar entre 10 y 15 minuto tras lo cual, llevan el barco a uno de sus fondeaderos, normalmente en la costas de Eyl, Haradhere y Hobio.

Debido al deterioro de la seguridad marítima en el Cuerno de áfrica, la comunidad internacional adoptó una serie de medidas a comienzos de 2008 iniciándose así la Operación Atalanta.  En noviembre del pasado año, el Consejo de la UE aprobó una extensión del mandato en la zona hasta 2016. Junto a Francia, España es el país con una presencia más notoria en esta operación y se espera que el groso español vuelva a tomar el mando en el presente año durante un periodo de seis meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *