El estado nº196

JUAN TURANZA PÉREZ

Desde que en las sociedades occidentales se comenzó a utilizar el término Estado Islámico para definir a un grupo terrorista que masacraba a las poblaciones sobre las que tomaba dominio, gran parte de los analistas políticos internacionales activaron la voz de alarma por el uso del propio término: Estado.

Y es que resulta de poco agrado conferir esta cualidad a un territorio dominado por el terrorismo y una crueldad sin precedentes. Por supuesto, carecía de todos los parámetros propios de un estado pero ¿sigue siendo así en la actualidad?

Según el Derecho Internacional, la construcción de un estado pasa por poseer tres elementos constitutivos: territorio, población y organización política. territorial_control_of_the_isis-svg1

Territorio. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con la toma de la ciudad de Palmira el pasado mes de mayo, el Estado Islámico pasó a controlar el 50% del país sirio, lo que comprende una extensión de unos 95 mil kilómetros. Sumando las zonas que se encuentran bajo su control en Iraq, el grupo terrorista podría controlar una extensión aproximada de 200 mil kilómetros cuadrados, cuatro veces la extensión de España. Y estos cálculos podían aumentar en las próximas horas ya que desde el inicio de la jornada de hoy milicianos de ISIS luchan por conquistar el territorio perdido en las ciudades de Kobane y Hasaka.

Población.  A principios de año, el total de población bajo el dominio del extremismo islámico ascendía a 8 millones, aproximadamente la población de Suiza, una cifra que ha aumentado tras las últimas conquistas del grupo.  Con este índice poblacional, el califato deseado por ISIS estaría dentro de las 100 naciones más pobladas del mundo. wpid-140904113204_is_schema_20140903_624_spanish2.gif Aunque la ola de refugiados que huyen del yugo de la bandera negra es ingente, otra enorme parte de las personas que habitan en los territorios controlados no tienen la oportunidad ni la capacidad de huir, quedando así sometidas al terror de sus leyes y prácticas.


Organización política.
El Estado Islámico se define a sí mismo como un califato en cuya cúspide se posiciona Abu Bakr Al Baghdadi. Tras él, se encuentran cuatro consejos: de la sharía, shura, militar y se seguridad. Legislativamente el poder reside en la sharía (ley islámica) de cuyo cumplimiento se encargan las cortes designadas junto con fuerzas policiales locales para garantizar el férreo control de la población.

Otro elemento identificador de todo estado es el uso de una moneda dentro de su territorio. wpid-2015-06-25-21.02.04.jpg.jpeg Algo que hasta el día de ayer no poseía el grupo de Baghdadi. Un activista sirio identificado como Abu Ibrahim Raqqawi, publicaba en su cuenta de Twitter las primeras imágenes de denominado dinar islámico. Compuesta por siete monedas (dos de oro, tres plateadas y dos de cobre). El dinar islámico equivaldría a 139$ o unos 125€.

Con todos estos elementos es difícil discernir si realmente un grupo terrorista ha sido capaz de crear un estado propio ante la pasividad de las naciones internacionales. Con las constantes violaciones de los acuerdos de Sykes-Pikot y de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el islamismo más radical se encuentra a medio paso de conseguir su califato, y convertirse en el estado número 196. Aunque por supuesto lo harían sin el reconocimiento de las naciones internacionales, aunque llegados a este punto, es realmente dudoso que al califato del terror, le preocupe tal reconocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *