PKK, YPG, Turquía e ISIS. ¿Quién es quién?

JUAN TURANZA

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) se define así mismo como un grupo de “resistencia épica en lucha con poder, decisión y preparación para lograr la libertad de su líder Abdullah Öcalan y del pueblo de Kurdistán, que se encuentran en este momento bajo un despiadado aislamiento y opresión”. Öcalan fundó el PKK en 1978 como un movimiento de inspiración marxista leninista siendo detenido en 1999 bajo cargos de terrorismo y separatismo armado, condenado primero a muerte y posteriormente a cadena perpetua.

Abdullah Öcalan, fundador del PKK
Abdullah Öcalan, fundador del PKK

Desde entonces, la lucha entre los miembros del PKK y las fuerzas armadas turcas se han sucedido durante más de treinta años con un balance actual de más de 40 mil muertos. Durante este año, el PKK ha creado organizaciones hermanas en otros estados de la región como el PJAK en Irán o el PYD en Siria del que emana, con el inicio de la guerra civil siria, las Unidades de Protección Popular (YPG). Por lo tanto, para el gobierno de Ankara como para las potencias internacionales el YPG equivale al PKK a todos los efectos, por lo que al igual que su homóloga turca, es considerada por Turquía como organización terrorista. Si bien desde el seno del YPG afirman que son una organización hermana del PKK pero independiente, su iconografía y escenografía parece apuntar lo contrario.

Pero este paradigma comienza a cambiar en 2014, cuando los milicianos del YPG empiezan a convertirse en una fuerza útil y eficaz para hacer frente al avance yihadista en determinadas zonas de Iraq y Siria. En octubre del pasado año, EEUU comenzó a proporcionar mediante medios aéreos ayuda militar y humanitaria al YPG para ayudar a este grupo en su pugna con el EI en zonas como Kobane. Aviones militares estadounidenses Hércules C-130, proporcionaron de manera regular armas, munición y material médico que junto a los ataques aéreos contra unidades del Estado Islámico, contribuyeron a la defensa de la ciudad.

Pero en los últimos días el papel desarrollado por el YPG se ha visto gravemente comprometido. Hace cuatro días, el presidente Erdogán, daba por terminado el proceso de diálogo existente entre el gobierno y el PKK iniciado en 2013. Con la inclusión de Turquía en la colación anti-EI, las fuerzas turcas han bombardeado de manera masiva a los yihadistas en Siria y los asentamientos del YPG en Iraq, lo que ha traído consigo una cadena de atentados por parte de este grupo como respuesta los ataques contra sus posiciones en suelo iraquí.

El dilema en el prisma geoestratégico internacional es evidente. El resto de potencias se enfrentan a la tesitura de continuar colaborando con, los que hasta ahora componían el primer frente de batalla ante el EI y contrariar a uno de los principales miembros de la OTAN, o retirar su apoyo al YPG y confiar en que el gobierno turco tenga la capacidad suficiente para hacer frente a la milicia kurda y al Estado Islámico al mismo tiempo.

Lo que ha quedado claro con el discurrir de los acontecimientos sucedidos en los últimos días es que desde Ankara tienen clara una premisa: “los enemigos de mis enemigos, no son mis amigos”.

Más información: PKK

Fotografía: BanderaAbdullah Öcalan

Deja un comentario en: “PKK, YPG, Turquía e ISIS. ¿Quién es quién?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *