Juguetes de guerra

JUAN TURANZA

El pasado fin de semana las fuerzas de seguridad iraquíes confiscaron 18 artefactos explosivos fabricados por Daesh listos para explosionar. Ya son muchas las ocasiones en las que al grupo terrorista autodenominado Estado Islámico se le requisa materiales de esta naturaleza o armas, pero lo que si resulta llamativo en esta ocasión es la apariencia de los artefactos así como los destinatarios de las mismas.

En esta ocasión, las cargas detonadoras se encontraban insertas en muñecas listas para activarse con el mínimo movimiento. Las investigaciones apuntan, a que estos “juguetes” pretendían ser colocados de manera dispersa en la ruta que une Bagdag con Karbala por la que en los próximos días miles de musulmanes chiíes  recorrerán en su peregrinación anual de Arbadín. wpid-2015-11-23-20.11.41.png.png

No es la primera vez que la colocación de minas o material explosivo se realiza dentro de objetos diseñados para atraer a los más indefensos. En la ocupación soviética en Afganistán y el conflicto que ello derivó con la insurgencia muyahidín, la población local denunciaba el reiterado uso de esta técnica por parte de las tropas soviéticas.

Esta macabra técnica responde a una doble finalidad: por una parte, la completa desmoralización de la población civil al ver a sus hijos convertidos en víctimas directas del conflicto. Por otra, la creación de una generación de población mutilada reduce el número de posibles futuros soldados enemigos.

Se reitera la colocación del punto de mira de ISIS sobre niños en sus ataques más sanguinarios. El pasado día 9, el diario británico Mirror se hacía eco de un vídeo publicado por un grupo antiyihadista con base en Yemen en el que se observa a un grupo de hombres armados, supuestamente integrantes de ISIS, acribillando a balazos a un total de 200 niños que se negaron a alistarse en las filas del grupo terrorista.

La guerra en Siria se está convirtiendo en una de las más cruentas para los más pequeños. En octubre, según datos ofrecidos por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, 12.517 menores de edad habrían perdido la vida desde que se dio por iniciado el conflicto en 2011.

Hanaa Singer, representante de UNICEF en Siria, declaraba el pasado mes de septiembre que en un solo incidente en el barrio de Al-Wa’er, en la ciudad de Homs, 17 niños perdieron la vida y otros 23 resultaron heridos.

El crimen de estos menores es el mismo que el de otras miles de víctimas de ISIS, no comulgar con las directrices radicales de su régimen. Daesh lapida de nuevo uno de los pilares recogidos en la Convención sobre los Derechos del Niño:

 Es derecho de los niños que pertenecen a minorías o a poblaciones indígenas tener su propia vida cultural, practicar su propia religión y emplear su propio idioma.”

Imagen: Portada Muñecas bomba

Más información: non14 UNICEF

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *